01 noviembre 2016

¿Terceras elecciones? Ya no :(

Ay, cuanto miedo a unas terceras elecciones. Recuerdo cuando la gente decía que habría que votar todos los años para que así los políticos arreglasen las calles. ¿Dónde están ahora los que decían eso?

La actualidad es sinuosa. El futuro es incierto. Durante meses puede parecer que no habrán segundas elecciones y luego ZAS las convocan. Y vas a escribir sobre ellas después del resultado pero ZAS siguen pasando cosas y es mejor escribir a toro pasado y con más datos porque ahora parece que vamos rumbo a unas terceras elecciones y ZAS pasa una movida muy gorda en el PSOE que podría acabar con Rajoy presidente... Empiezas el artículo y ZAS que Rajoy ya es presidente y Pedro Sánchez entrega el acta de diputado...

Repaso a los resultados de las segundas elecciones.

En primer lugar, quiero señalar que las encuestas que se hicieron antes de las segundas elecciones se volvieron a usar para engañar a la gente. Avisados estamos para el futuro ¿O no?

En segundo lugar, que no hubo "sorpasso". Pese a las encuestas, o gracias a ellas.

¿Por qué Unidos Podemos no consiguió sumar los votos que tuvieron IU y Podemos por separado? Pues teorías habrán muchas. Puede que una parte de los que votaron a Podemos la primera vez lo hicieran por fastidiar al resto de partidos y en la segunda vuelta se echasen atrás convencidos por la prensa de que habría sorpasso y eso iba a ser muy malo y que esta gente eran unos radicales chavistas a sueldo de Irán. Porque, por supuesto, los medios atacaron otra vez con los argumentos que los juzgados han rechazado varias veces.

Y no importa cuantas veces se les acuse sin pruebas y se de la razón a Podemos, que al día siguiente les volverán a acusar de financiación ilegal los mismos que tienen varios escándalos de financiación juzgados o en trámites de juicio.

Otra razón más allá de la apatía del votante, sería que después de darse algunas hostias dialécticas entre ambas formaciones lo de ir juntos no convenciese al electorado de un partido que fuese más hostil hacia el otro. Y otra razón más, que al juntarse su programa electoral se diluyó hacia posiciones más centristas todavía, dejando de interesar a los votantes más a la izquierda.

¿Pero quién se lée los programas electorales de cada partido hoy en día? Es una pregunta retórica, por supuesto. Yo, por ejemplo, ya no lo hago. Los spots televisivos son cada vez más cortos e insustanciales, y los partidos cada vez le dan menos importancia al programa convencidos de que la gente vota por simpatías y de oídas según lo que hayan dicho en la tele.

Podemos nunca ha tenido propuestas de extrema izquierda, pero qué más da, si en mi curro hay mucho "preparao" que dice que sí aunque no distinga entre el programa para las europeas y el programa para las generales. (Y Rivera parece muy "preparao", lo ideal sería un gobierno PSOE-Ciudadanos como quiere la banca, pero si gana Podemos las empresas se irán de España y aumentará el paro) No hay mucha diferencia entre la gente con carrera y los taxistas a tope con la Cope.

Sobre los otros partidos mayoritarios, está claro que hubo trasvase de votos desde Ciudadanos hacia el PP. Gente de orden que vuelve al redil, disgustada tal vez con el pacto que hicieron con los malvados sociatas, temerosa tal vez de que Mariano no sacase mayoría y hubiesen terceras elecciones. Y el PSOE también perdió escaños, al final los que pactaron no salieron beneficiados.

Lo que pasó después

Bueno, si tras las primeras elecciones fue Pedro Sánchez el encargado de intentar un gobierno, mientras Rajoy se tumbaba a esperar su fracaso, esta vez tuvo que ser Rajoy el elegido.

Y, para sorpresa de nadie, Ciudadanos pactó con el PP el apoyo a Rajoy.

Aunque esto merece ser examinado con más detalle: ¿Por qué existe Ciudadanos? ¿Quiénes los han aupado a ser un partido nacional? Resulta que entre la oligarquía española hay un malestar contra la política fiscal de Montoro; Durante el gobierno de Zapatero se bajaron impuestos a las grandes empresas y con Montoro apurado por la UE los impuestos volvieron a subir.

Uno de los objetivos al financiar a Ciudadanos y publicitarlos en los medios había sido el de forzar una retirada de Rajoy y su equipo para que los impuestos a las grandes empresas del IBEX volvieran a bajar. Que con ellos no se juega. De ahí todas las declaraciones de Alberto Rivera contra la continuidad de Rajoy, y de ahí que la opción favorita de la banca fuese el pacto PSOE-Cs. (el PSOE, como hemos visto en artículos anteriores, fue creado para servir a esta oligarquía: ver ¿Qué es el PSOE? y Caso Flick)

Pero para que el plan funcionase Ciudadanos debería de haber sacado muchos más votos y el PP menos, o Rajoy debería ceder (imposible, es una criatura que ni siente ni padece), o el PP debería rebelarse contra Rajoy. Al no ocurrir nada de esto el plan fracasó. Se repitieron las elecciones, y ante el peligro de que unas terceras elecciones tampoco diesen el resultado esperado la oligarquía ordenó a Rivera aceptar a Rajoy como un mal menor.


Rivera fardaba de que en el pacto PP-Cs se recogían 100 medidas que ya se habían pactado con el PSOE, reconociendo que entre los tres partidos hay más semejanzas que diferencias y el PSOE debería unirse a la fiesta tripartita.

Y tras las elecciones vascas y gallegas Felipe González apareció en la Cadena SER diciendo que Pedro Sánchez le había prometido abstenerse en la investidura de Rajoy. ¿Se debe esto al resultado de esas elecciones o a que Pedro estaba a punto de lograr un acuerdo alternativo con Podemos y nacionalistas? Pues no lo sabemos, yo creo que fue porque o se actuaba en ese momento o se repetían las elecciones.

Y el PSOE actuó, teledirigido por PRISA, César Alierta, y dos bancos que no vamos a nombrar. El resultado fue la deposición de Pedro Sánchez. Al final no fue Rivera el que se convirtió en el nuevo Adolfo Suárez, sino Sánchez al ser destituido por su propio partido. Quedaba vía libre para abstenerse y que Rajoy pudiera ser presidente y subir el IVA para cumplir con la UE.

Sánchez concedió una entrevista en la que reconoció esas presiones. Sin embargo el discurso oficial del PSOE sigue siendo que la culpa de todo es de Pablo Iglesias por no apoyar a Sánchez. Olvidan decir que Sánchez pactó primero con Cs y apoyarle hubiera sido apoyar unas medidas que estaban más cerca del programa del PP que del programa de Podemos.

Capítulo aparte merecen los que crean que ese pelele confeso es un rebelde que puede regenerar al PSOE... Y los que se creen que Felipe González ha cambiado y se ha hecho de derechas: Lo era cuando llegó al poder en 1982 y no se ha movido un ápice, pero esta tropa no sabe ni lo que es la OTAN... Y los que se creen que El País o Cebrián eran de izquierdas, tampoco lo fueron nunca... Y los que se creyeron "la pinza" de los malvados Aznar y Anguita contra el angelito González tan publicitada en El País ¿Quién hace la pinza ahora?


Artículos relacionados:

¿Repetimos las elecciones?

Repetimos elecciones! Bien!


La entrevista de Pedro Sánchez:

http://www.atresplayer.com/television/programas/salvados/temporada-12/capitulo-3-entrevista-pedro-snchez_2016103000833.html